Bolaños de Calatrava

El PSOE de Bolaños pide al concejal de Deportes que busque una nueva junta directiva para el Bolañego o dimita

La primera vez en 66 años de historia que el Bolañego no jugará y se debe a la despreocupación del concejal responsable

06/10/2017 | Coincidiendo con la celebración de las fiestas y a la chita callando, los bolañegos nos enteramos que por motivos económicos el CD Bolañego no jugará la temporada 2017/2018 aunque sí lo harán los juveniles. No todo está perdido, con una buena gestión de una nueva Junta Directiva y el apoyo económico del ayuntamiento el club se podría inscribir en Segunda División Autonómica la temporada 2018/2019 puesto que la deuda del club no es con la Federación de Fútbol.

El Grupo Municipal en sucesivos plenos de la corporación nos hemos mostrado preocupados por la situación del Bolañego. Ya hace unos años nos quejamos de la disminución que había sufrido la asignación presupuestaria al club reduciéndose hasta los 21.000€ actuales. Pero ha sido en el pleno de febrero de este año cuando al ver que de esos 21.000€ concedidos solo se le pagaban finalmente 17.000€. Ayer mismo, en le pleno ordinario se le preguntó al concejal, Julián Alberto Rubio, que cuál era su estrategia como edil para evitar que el club desapareciera finalmente.

La respuesta fue igual de despreocupada que su esfuerzo personal por evitar que el club desaparezca. Desde febrero venimos tendiendo la mano al equipo de gobierno con el fin de la supervivencia del club pero la respuesta de ayer nos dejó claro que la intención por salvar el club por parte del concejal es nula. Rubio se escuda en que en la localidad hay más clubes y que no se puede sentar precedente. Nuestra opinión es que al concejal le interesa más la promoción de otro deporte y para el resto de deportes ni está ni se les espera. Lamentamos profundamente que sea la primera vez que hay un concejal de deportes liberado y que, a pesar de tener más tiempo libre para trabajar por el deporte en Bolaños consienta que la situación haya llegado a este extremo.

Durante el acalorado debate se le recordó al concejal que durante muchos años el Bolañego ha disfrutado de diferentes subvenciones nominativas que permitían al club hacer frente a los gastos de arbitraje, desplazamientos, fichas de deportistas, así como una asignación, casi simbólica, que siempre han recibido jugadores y técnicos. Un club que ha contado siempre con la simpatía y el apoyo de todo el municipio pero que periódicamente necesitaba un aporte económico extra para poder liquidar las deudas arrastradas durante temporadas. Fue en estos momentos de crisis cuando los diferentes concejales de deportes se han arremangado para buscar soluciones.

El Grupo Municipal Socialista recuerda que durante la época de mandato socialista ( 2007-2011), el Bolañego ya atravesó una situación económica similar a la actual y que los concejales de su grupo pedían la dimisión del concejal, Joaquín Peco, responsable del área en aquel momento. Situación de crisis que se superó con la aportación que se hizo ya no solo desde el ayuntamiento sino también con la contribución económica de particulares, diferentes personas que desinteresadamente aportaron dienero a título personal todo con el fin de que el C.D Bolañego no desapareciera. Ni que decir tiene, del apoyo de empresas de la localidad que siempre tuvieron fe en el equipo. En aquel se buscó una nueva junta directiva y más sponsors publicitarios consiguiendo al final de su mandato un superávit de 8.000€ en la cuenta del club.

La polémica se acrecienta más cuando tras hablar con jugadores y técnicos del Bolañego hemos conocido que el club arrastra no solo un déficit de unos 20.000€ si no que la desconfianza en el presidente de la Junta directiva ( gestor en solitario del club) hace irreconciliable la postura de ambas partes.

Una auténtica lástima que después del esfuerzo por la supervivencia que se viene realizando desde 1951, año en que se fundó el club, y que ha contado siempre con los sacrificios personales de jugadores y técnicos durante muchas temporadashan sacrificado su tiempo libre por el equipo, meses e incluso temporadas sin cobrar, desplazándose en sus vehículos personales, todo porque el equipo sobreviviese. Por lo anteriormente expuesto, al finalizar el debate se instó al concejal a buscar una junta directiva potente, una solución económica a las deudas del club o si no es capaz a que presente su dimisión.