Olmedo: "El alcalde de Criptana ya no puede caer más bajo al acusar al PSOE de unos actos vandálicos en la estación de tren"

Fotografía de Carmen Teresa Olmedo en rueda de prensa

Fotografía de Carmen Teresa Olmedo en rueda de prensa

16.06.2013

NOTICIAS DE AGRUPACIONES LOCALES

"La prepotencia, la soberbia y la arrogancia del alcalde y de su equipo de Gobierno llegan a extremos inesperados con esa perla tan falsa, como despreciable y malintencionada en un intento de engañar a los ciudadanos".

"Si eso es verdad que acuda a los tribunales y denuncie al Partido Socialista. Pero si no lo es le exigimos que en el próximo pleno pida disculpas públicamente por acusar a todos y todas las socialistas de promover y realizar actos vandálicos en nuestra estación".

"Criticamos y seguiremos criticando que tengan que ser los ciudadanos y ciudadanas de Campo de Criptana los que la paguen los más de 30.000 euros anuales que cuesta el mantenimiento de la estación de tren".

La portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Campo de Criptana, Carmen Teresa Olmedo, ha señalado que el alcalde de la localidad, Santiago Lucas-Torres, "ya no puede caer más bajo" al acusar de forma velada a los socialistas de promover o realizar actos vandálicos en la estación de tren.

Olmedo se refiere a la referencia que incluye el último boletín informativo repartido por el Partido Popular, que recoge textualmente el siguiente interrogante: "¿Es casualidad que después de las críticas del PSOE a la estación aparezcan rotos los cristales de las marquesinas?".

Ante esas palabras, la portavoz socialista considera que "la prepotencia, la soberbia y la arrogancia del alcalde y de su equipo de Gobierno llegan a extremos inesperados con esa perla tan falsa, como despreciable y malintencionada en un intento de engañar a los ciudadanos".

Obviamente, Olmedo ha manifestado que "no podemos mantenernos callados ante una acusación muy grave y cuando la crítica del señor Lucas-Torres a la labor de oposición del PSOE se basa en la mentira y la tergiversación más retorcida que se pueda hacer de la verdad", actitud que consideran que no se merecen los militantes de base del PP en Campo de Criptana porque, "lejos de defender la democracia, la libertad de pensamiento, o la sana confrontación política, arremeten contra todos aquellos que osan criticar aportando razonamientos a su gestión".

Desde estas líneas, Olmedo ha retado al alcalde a que demuestre sus acusaciones. "Si eso es verdad que acuda a los tribunales y denuncie al Partido Socialista. Pero si no lo es le exigimos que en el próximo pleno pida disculpas públicamente por acusar a todos y todas las socialistas de promover y realizar actos vandálicos en nuestra estación".

Precisamente, la también secretaria general de la Agrupación local del PSOE ha defendido que la estación de tren debe estar abierta", de hecho recuerda que fue rehabilitada gracias a la herencia del anterior Gobierno socialista, "lo que no quita para que critiquemos y seguiremos criticando que tengan que ser los ciudadanos y ciudadanas de Campo de Criptana los que la paguen los más de 30.000 euros anuales que cuesta su mantenimiento".

"Lo que criticamos es que después de casi 10 años de negociación y de continuos anuncios de apertura, el final haya sido que si queríamos estación, la pagáramos nosotros", hasta tal punto que recuerda que con el bolsillo de los vecinos y vecinas se ha pagado el ordenador, el mobiliario, la impresora y hasta el papel de los billetes, además de pagar un alquiler de 60 euros al mes.

Si bien es cierto que Olmedo ha aclarado que Renfe revierte el 7% del total del importe de los billetes vendidos una vez descontados los impuestos, eso ha supuesto en el primer trimestre del año: 2.030 euros, "un importe que no cubre ni el coste del personal de un mes, que asciende a 2.471euros".

Por último, Carmen Teresa Olmedo ha tirado del refrán: 'para ese recado no hace falta alforja', a la hora de explicar que "si al final lo estamos pagando todo los ciudadanos de Campo de Criptana, no habíamos necesitado la propaganda y autobombo del señor Lucas-Torres de sus años de negociación, de sus múltiples viajes a Madrid o de sus numerosas comidas con los responsables de Renfe, algo que, por supuesto, también le hemos pagado".