El alcalde de Los Pozuelos entrega los diplomas a los alumnos del taller de empleo de pintura

16.07.2013

NOTICIAS DE AGRUPACIONES LOCALES

Denuncia que "el Gobierno de Castilla-La Mancha no ha trasferido absolutamente nada de los 156.324 euros concedidos, e incluso se ha obligado al Ayuntamiento a cumplir una norma que la propia Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha no ha cumplido".

Gracias al adelanto de los tributos que gestiona la Diputación de Ciudad Real y a los fondos propios del Ayuntamiento de Los Pozuelos de Calatrava se han podido abonar los gastos, las nóminas y los seguros sociales.

El alcalde de Los Pozuelos de Calatrava, Basilio Lillo ha hecho entrega de los diplomas a los alumnos trabajadores del taller de pintura que han desarrollado esta acción formativa durante los últimos 12 meses.

Un acto celebrado en el salón de plenos y en el que Lillo ha querido agradecer con especial énfasis el trabajo realizado por todas las personas así como por el comportamiento, felicitación que ha hecho extensiva al personal directivo adscrito al taller de empleo.

Lillo ha destacado que las obras de pintura llevadas a cabo destacan por una "enorme calidad", hasta el punto de llegar a decir que "sería muchos los profesionales que a buen seguro querrían firmar trabajos tan espectaculares".

Dicho proyecto, en el que aprendizaje y cualificación se han alternado con una labor productiva en actividades muy diversas, ha permitido la inserción de todos los participantes, quienes, además de haber adquirido experiencia y destreza, han podido obtener unos ingresos económicos fundamentales para todos ellos y sus familias.

El alcalde de Los Pozuelos de Calatrava ha recordado que el taller comenzó el 10 de julio de 2012 y ha finalizado el pasado día 9, es decir, un año exactamente, largo periodo en el que "el Gobierno de Castilla-La Mancha no ha trasferido absolutamente nada de los 156.324 euros concedidos, ha denunciado Lillo, impago que ha obligado a que el Ayuntamiento haya tenido que justificar el pago de la primera fase, con la consecuencia añadido de exponer a la administración local a perder la totalidad de la subvención.

Este hecho supone, tal y como ha explicado Basilio Lillo, que "se obliga al Ayuntamiento a cumplir una norma que la propia Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha no ha cumplido", en la que se deja claro que el Gobierno regional, a través del Sepecam, debería transferir los anticipos de cada fase, que en el caso de los talleres de especialización supone el 90%.

Pese a todo, Lillo ha dicho que gracias al adelanto de los tributos que gestiona la Diputación de Ciudad Real y a los fondos propios del Ayuntamiento de Los Pozuelos de Calatrava se han podido abonar los gastos, las nóminas y los seguros sociales correspondientes a la primera fase, además de los seguros sociales de la segunda.