El PSOE de Moral de Calatrava recrimina al PP la subida de la hora del servicio a domicilio entre un 13 y un 33%

28.09.2013

NOTICIAS DE AGRUPACIONES LOCALES

Denuncian además que el equipo de Gobierno no haya diferenciado entre personas no dependientes y las dependientes a la hora de subir los precios.

Los socialistas abogan por suprimir la subsidiación de préstamos en viviendas de VPO, pues de lo contrario supondrá que 100 familias de Moral tengan que pagar entre 70 y 120 euros más al mes.

Piden un plan de empleo juvenil, la apertura del nuevo centro de salud, un plan de becas para universitarios con dificultades y la creación de un fondo de emergencia social.

El Grupo Municipal Socialista de Moral de Calatrava ha reprochado al equipo de Gobierno del Partido Popular el incremento del servicio de ayuda a domicilio entre un 13 y un 33%.

Una medida que se aplicará ya tras aprobarse con los únicos votos del Grupo Popular la ordenanza que regula la ayuda a domicilio y que quedará del siguiente modo: el precio de la hora será del 13% de lunes a sábado, mientras que los domingos y festivos el coste de la hora sube un 33%.

Los socialistas moraleños denuncian además que el equipo de Gobierno no haya diferenciado entre personas no dependientes y las dependientes a la hora de subir los precios, pues cabe recordar que antes no pagaban nada, mientras que ahora van a tener que desembolsar como mínimo 20 euros al mes.

En este sentido, el Grupo Socialista en el Ayuntamiento de Moral de Calatrava ha acusado al alcalde del PP y a todo su equipo de volver a "mentir descaradamente" y a incumplir su programa electoral, pues "aseguraron que no subirían ni tasas ni impuestos y aquí está de nuevo haciendo todo lo contrario y apretando un poco más si cabe a las familias más vulnerables de nuestro pueblo".

En esa misma sesión plenaria se debatieron diferentes mociones, entre ellas la propuesta de los socialistas para suprimir la subsidiación de préstamos en viviendas de VPO. "Esto significa que 100 familias de Moral se van a ver seriamente dañadas con la medida tomada por el Gobierno de Mariano Rajoy", ya que, según los cálculos realizados sobre casos reales, supondrá que tengan que pagar entre 70 y 120 euros más al mes.

Por si no fuera, los socialistas lamentan que además de que les retiran las ayudas, los afectados deben seguir las restricciones propias de la vivienda protegida, entre ellas no podrán vender -en caso de hacerlo hay que devolver todas las ayudas económica- y tampoco se puede alquilar. "Pero esta preocupación no le importa al alcalde a tenor de su excusa al decir que son temas nacionales, demostrando con ello no solo un gran desconocimiento e insensibilidad con las cerca de 100 familias que está afectadas en nuestro pueblo, sino también que le preocupan más los intereses partidistas que los problemas de los moraleños".

Desde el PSOE municipal se le volvió a preguntar al alcalde sobre la reducción de horarios de la Policía Local aplicados por el equipo de Gobierno porque "debemos recordar que la población está más insegura que nunca y que hace aproximadamente un año que no se cubre ese servicio las 24 horas del día".

En la última moción del PSOE, se pedía al equipo de Gobierno la adopción de medidas en materia de empleo, sanidad, educación y servicios sociales, y "aquí no le quedó otro remedio que comprometerse a estudiar las medidas propuestas y fue aprobada por unanimidad".

En concreto, en materia de empleo esa batería de propuestas de los socialistas pasan por aprobar plan de empleo formativo juvenil, ayudas para que las empresas contraten a desempleados con todos sus miembros en paro, ayudas a los emprendedores societarios que ahora el Gobierno los excluye de la reducción de la cuota de autónomo.

En lo relativo a sanidad, el PSOE instó al equipo de Gobierno a que exija la apertura del nuevo centro de salud que el anterior gobierno socialista de la Junta dejó construido y que no se pudo inaugurar por la convocatoria de las elecciones municipales y autonómicas y que, "dos años después seguimos utilizando un centro de salud en condiciones pésimas de salubridad".

Por lo que respecto a políticas educativas, el PSOE de Moral solicitó en pleno un plan de becas universitarias para estudiantes con dificultades económicas, sobre todo a raíz de la subida de tasas y la reducción drástica de las becas, y también la creación del consejo escolar de la localidad que lleva dos años sin convocarse.

Por último, los socialistas no se olvidaron de los servicios sociales. Así, instaron a la creación de un fondo de emergencia social que complemente las ayudas de la Diputación de Ciudad Real y a demandar más personal para el apoyo en los servicios sociales que se prestan en el municipio.